Chimenea eléctrica en un apartamento – tipo de chimeneas

Una chimenea eléctrica es la realización de un sueño sobre una chimenea para las personas que viven en un bloque de pisos, en un apartamento normal, o incluso pequeño. Este tipo de chimenea se puede colocar en cualquier lugar, ya que no requiere conexión a conductos de gases de combustión o ventilación. Las chimeneas eléctricas sin función de calefacción permiten crear la ilusión de quemar madera, iluminar el interior de una manera romántica, aportando una atmósfera de intimidad y confort.

chimeneas en un apartamento
Una chimenea eléctrica es una gran solución para obtener un ambiente relajado y lujoso, en un interior moderno.

La chimenea es un complemento perfecto a la decoración del salón. A menudo ocupa el lugar más importante, frente al cual se coloca un sofá para admirar las llamas mientras estamos tumbados. Y lo mejor: las chimeneas eléctricas se pueden utilizar sin ningún problema en un apartamento en un bloque de pisos. Son fáciles de instalar y no requieren mantenimiento. En venta en diferentes estilos ofrecen muchas opciones para el diseño de interiores, desde el clásico al más moderno. También permiten admirar con seguridad diversos efectos de luz: llamas, brasas o efectos de luz.

Chimenea eléctrica en un apartamento

Las chimeneas eléctricas son prácticamente libres de mantenimiento. No hay necesidad de limpiar el suelo delante, tampoco protegerlo de las chispas, y no hay necesidad de retirar ceniza. Además, se pueden utilizar para calentar la habitación.

Su instalación es muy sencilla. Simplemente desempaquetar, colocar en el lugar elegido y conectar a una fuente de alimentación. La chimenea eléctrica funciona en cuanto se enciende. Los modelos en forma de un inserto necesitan algo más de trabajo, (ya que hay que cerrar el marco de la chimenea, pero permiten crear un diseño interior individual y único.

Espacio necesario para una chimenea eléctrica es muy pequeño, en cuanto a altura y anchura depende solamente del espacio del que disponemos. Sea grande o pequeño el espacio en nuestro salón o habitación, hay un modelo de chimenea de efecto llamas que se ajusta perfectamente.

En cuanto a profundidad de fondo: las chimeneas eléctricas no suelen pasar de 10-15 centímetros de profundidad. Así que puede pueden colocarse en un mueble, una estantería, o colgar en una pared como si de un cuadro o una tele se tratara.

Si disponemos de un hueco mas grande, por ejemplo de una antigua chimenea tradicional, que ya no nos interesa mantener, por el trabajo y coste que conlleva, una chimenea eléctrica o un inserto se puede colocar dentro de este antiguo hueco, solo sacando el cable eléctrico y desechando la salida de humos, ya no necesaria.

3 mejores modelos de chimeneas eléctricas de menos de 150 euros

Ikayaa, Kamin Klaus, Homcom… son las marcas en las que puedes fiarte.

Chimenea eléctrica: luz y calor

Las chimeneas eléctricas se alimentarán con corriente alterna con una tensión nominal de 230 V. Su potencia es de 1 -2 kW y el consumo de corriente para el efecto llama es de 200-400 W para halógenos y sólo 15-30 W para LEDs.

Los fabricantes generalmente especifican cuánto cuesta una hora de funcionamiento de luz de una chimenea eléctrica. En las instalaciones modernas con LEDs el coste de 1 hora de funcionamiento del efecto llama puede ser de sólo 0,1 céntimo, por lo general es de unos pocos céntimos por hora (comprueba el modelo que has elegido).

estufa electrica con llamas
Una chimenea con luz titilando y un sillón cómodo es una receta infalible para un descanso.

Los fabricantes suelen definir el costo de 1 hora de funcionamiento de una chimenea eléctrica. El efecto de las llamas en una chimenea eléctrica es independiente de la función de calefacción. Algunas chimeneas eléctricas también pueden servir como calefactores con ventiladores propios y servir como radiadores.

Chimenea eléctrica en vídeo

Las chimeneas eléctricas pueden producir los efectos de llamas, las líneas de luz, las brasas y el resplandor, también incorporar el vapor de agua que imita el humo y el sonido de la chimenea real.

Tipos de chimeneas eléctricas

Chimeneas eléctricas se fabrican en varios tamaños y acabados. Pueden ser grandes y pequeños, tradicionales y modernos. Con ventanas delanteras o laterales. En la oferta de los fabricantes encontrarás estos productos:

Los acabados utilizan maderas nobles como el nogal, el roble, el metal, el vidrio o los paneles de cerámica.

Funciones de las chimeneas electricas

Estas chimeneas cumplen en general dos funciones, que pueden ser usadas independientemente:

  • decorativas: imitando el fuego real de fuegos bajos tradicionales, creando ambientes relajantes o románticos, amenizando veladas o tardes y noches de invierno, mientras la familia y los amigos comparten mesa o jornadas de juegos en un sofá, delante de la tele.
  • para calentar espacios: como si de un radiador normal se tratara. Para calentar el aire estos dispositivos usan la energía eléctrica. Una solución ideal para estancias sin calentadores de gas u otros tipos de calefacción.

Chimenea eléctrica: cómo instalarla

Las chimeneas eléctricas independientes se colocarán contra una pared o en el centro de un local, si el recinto lo permite. Suelen tener patas u otros elementos de apoyo. No necesitan más que una toma de corriente.

Las chimeneas de pared están provistas de unos ganchos para colgar en la pared. Los ganchos tienen que aguantar el peso de la chimenea, que no suele ser elevado.

Si son de los modelos empotrados, necesitaremos un agujero en la pared, de unos 10-15 cm de profundidad. La manera de colocar la chimenea dentro del agujero depende del mismo agujero. Podemos usar ganchos para colgar la chimenea o colocarla de pie.

También hay chimeneas eléctricas en forma de inserto, que se pueden poner dentro de una caja de chimenea existente o colocar libremente en cualquier sitio. Los insertos también pueden combinarse en instalaciones más grandes, por ejemplo para decoración navideña o fiestas de cualquier tipo.

El aspecto más espectacular proporcionan chimeneas eléctricas con acabados “como real”, con troncos de madera, el efecto de la llama e incluso el humo (a base de vapor de agua). Se puede equipar con un dispositivo que imita el sonido de crepitar de la madera en llamas.

Chimenea eléctrica: cómo funciona el efecto llama

El interior de una chimenea eléctrica puede contener imitaciones de troncos de madera, piedras decorativas, trozos de carbón y brasas artificiales. Con una iluminación adecuada, parecen una chimenea natural. La llama, que aparece debido a cambiantes reflejos de la luz, se ve muy impresionante y natural.

En las chimeneas eléctricas se utiliza iluminación halógena o LED, que es energéticamente eficiente. Las llamas pueden tener diferentes colores (también elegantes chimeneas blancas). Hay chimeneas que se pueden configurar en varias variantes de luz, como la quema de leña, chimenea de gas o bio-chimenea. Los modelos modernos tienen un ajuste multietapa de la luminosidad de las llamas, para poder ajustar la intensidad y el tipo de la llama.

Chimenea eléctrica de vapor de agua

En el interior de la instalación de algunas chimeneas eléctricas se incorpora también un depósito de agua. La evaporación del agua se inicia mediante un nebulizador ultrasónico. El vapor, adecuadamente iluminado por halógenos de colores, parece ser llamas y humo. Lo que es importante, este efecto es muy natural, tridimensional.

Muy decorativas, ya que no nos separa de la llama falsa el cristal, y el efecto es muy real, a la vez que totalmente seguro. Las chimeneas de vapor de agua son especialmente indicadas para terrazas, balcones o jardines.

Chimenea eléctrica con función de calefacción

Las chimeneas eléctricas modernas y tecnológicamente avanzadas con función de calefacción tienen un calefactor de ventilador con calefactor, regulador de potencia, termostato, protección contra el sobrecalentamiento, a menudo también un temporizador. Todos los ajustes se pueden realizar en una pantalla electrónica o con el uso de un mando a distancia multifuncional. Los elementos de control están ocultos detrás de una cubierta móvil de la chimenea.